jueves, 28 de junio de 2012

Crecemos con los años, aprendemos con los daños.

Es hora de retomar antiguas aficciones, de volver al pasado, y cojer las cosas malas, para sacar la moraleja, y las cosas buenas, para dejar un sabor dulce.
Tontos no sois, y sabéis, que de diez cosas que os digan, creeros dos,que los verdaderos amigos se cuentan con una sola mano, que no hay nadie que te va a entender mejor que una madre.
Crecemos con años, sinónimo de madurar, y aprendemos con los daños, sinónimo de que si te caes, te levantas con las mismas, y para adelante, ¡para atrás sólo para cojer impulso! ..



No hay comentarios:

Publicar un comentario