jueves, 12 de agosto de 2010

Que todo eso, sea una pequeña costumbre en nuestro Día a Día.

Aléjate de mi, pero no te ausentes demasiado. Mantente al margen pero espíame de vez en cuando. Recuérdame que te odio solo para recordar que no deseo hacerlo. Mírame de lejos, asi no te esté mirando. Peleemos un rato, sólo por placer. Repíteme lo que ya sé, sólo para escucharte de nuevo. Tenme paciencia, aún si quieres ahorcarme. Hazme llorar para que luego me hagas reír. Ignórame, y así sabré que soy importante. Bésame en la frente y tomaré en cuenta que me cuidas. No me escribas, y prometo no pensar que me olvidaste. Grítame con cuidado para no tener que asustarme. Siente celos, pero de ti mismo. Busca otra persona que sea igual a mí. Déjame en paz por un segundo, pero abrázame al siguiente. Háblame de razones, aún cuando no te las pida. Hazme el amor, pero avísame si fue sólo sexo. Espérame afuera y pensaré que te preocupas. Llámame en la mañana y me alegraré de no haber sido ''cosa de un día. Vete lejos, pero regresa aunque no te lo diga. Preocúpate en molestarme y sabré que piensas en mí.. 
 
     ..Pero lo único que te pido es que no finjas Quererme,  
                  porque todo lo demás no tendría sentido..

No hay comentarios:

Publicar un comentario