domingo, 15 de agosto de 2010

Muerte de dos mundos.

Mis sueños volaron en todas las direcciones como esquirlas
mi cuerpo cae sobre el mundo fulminado por todas de ellas,
cae en cámara lenta, con la heroica paciencia de un titán derribado recorre con sus mejillas los kilómetros de aire que lo separan del suelo, de su eterno descanso, de su paz perpetua, de su muerte vacía.
Un tibio fluido comienza a abrazarme con cariño,
y el rubor escarlata de mi último beso escapa por mis llagas
desgastando mi fuego interno. Después de todo, yo mismo fui para él un infierno, lo fui para todos esos sueños que estallaron, que me amaron y por eso me mataron. A mí y al mundo entero, que cae como un titán vencido al encuentro de mis ojos, para estrellarse en el infierno de mi pecho abierto.
y colapsarse en la tumba de mi corazón marchito que lo reclama como victima, después de todo, el y yo somos lo mismo,titanes de fuego y miedo que luchamos con la fuerza bruta de los sueños y somos el infierno el uno del otro, que danzamos por centurias el réquiem cósmico de nuestro destino que nos lleva a morir, uno al lado del otro… ¡Nó!
Él dentro de mi que gracias a mis sueños  me expando en infinito, en vacío que embarga todo y se roza a si mismo como el rostro de ese titán que cae en la tierra con los ojos en blanco.
                                                        -Orfeo-

2 comentarios:

  1. hola, mira te deje un comentario en una entrada, no se si lo as visto xd, pues que tu blog se sale y si quieres pasarte por el mio www.motivaland.blogspot.com gracias :)

    ResponderEliminar