martes, 31 de agosto de 2010

Amor de verano.

Los amores de verano terminan por todo tipo de razones, pero al fin y al cabo todos tienen algo en común: 
Son estrellas fugaces.
Un espectacular momento de luz celestial, una efímera luz de la eternidad que en un instante se vá. 
-El diario de Noa.-

Es una buena frase, lo dije, y lo digo.
Y más cuando has sabido la brevedad del amor de verano,
cuando lo experimentas.

Todo parece perfecto,un sueño, vacaciones, playa, piscina, sol, nada de preocupaciones,una larga temporada dedicada al amor.
Pero al final de la historia te das cuenta lo rápido que ha pasado, no has terminado de disfrutar tu amor del todo.
Y solo te quedas con la esperanza, de que vuelvan a pasar 12 meses exactos, y volver a revivir minuto a minuto, cada momento de amor.


 Todo lo que tiene principio, tiene final.




2 comentarios: